El juego inunda las redes sociales

Este post está escrito a dos manos. Las de Sheila Boudount y las mías. El juego tiene mucho de colaborativo, y me ha parecido que podría ser muy enriquecedor dar voz en estas páginas a las diferentes personas del equipo de Marinva. De hecho, no es la primera vez. Si hacéis un poco de búsqueda, encontraréis también algún post de Esther Hierro, socia, amiga y actual directora de Marinva (partida «Donde vive el juego»).

Sheila es una nativa digital. Le gustan las redes, las conoce y las sabe utilizar. Su conocimiento en comunicación digital es una de sus aportaciones en Marinva. Así que compartimos saberes y experiencias, y aquí tenéis el resultado. Un diálogo sobre juego y redes sociales, con Sheila. ¿Jugamos?

[Press Start!]

(Sheila) Hay quienes dicen que las redes sociales aparecieron para adaptar la naturaleza humana de la socialización a un nuevo entorno: el digital. Y, como dices tú, Imma, igual que otros especialistas en el tema, el juego siempre ha estado presente en la vida de las personas; era de esperar que no tardara mucho en aparecer en estos nuevos medios.

No sé si recuerdas los inicios de Facebook, en los que podíamos acceder a juegos dentro de la plataforma, y no solo eso, sino también compartir nuestros avances en las diferentes partidas, invitar a otras personas o incluso retarlas. Seguro que muchas de las personas que nos leerán han recibido en algún momento una notificación diciendo “María te invitó a jugar a Candy Crush Saga. A mí, el único juego que me cautivó fue el de los Sims; me lo pasaba genial formando familias y construyendo casas, pero sé que por aquí cerca hay alguien que jugó a muchísimos más juegos que yo…

(Imma) Pues sí, Sheila. He de confesar que toda mi familia, incluida mi madre, con sus 78 años, nos enganchamos a jugar a Pet Society. Los retos entre ella, mis hijas y sus amigas eran parte del juego y de las conversaciones. Aunque yo fui más de Angry Birds.

(Sheila) ¿Sabes, Imma? Hay algo en lo que sí tengo más horas de “juego” que tú. El maravilloso mundo de Twitch. Y, sí, “juego”, entre comillas. Te explico por qué. Su origen es diferente al de Facebook y aparece con un objetivo claro: concentrar a personas de todo el mundo en un espacio para ver cómo otras juegan. Como si se tratara de los antiguos circos o de los juegos olímpicos romanos. Es cierto que hay personas que le dan un uso distinto, pero los datos afirman que esta red social se ha convertido en el nuevo ring, pues “más del 90 % de contenido gaming en streaming se consume a través de Twitch”.

(Imma) Lo cierto es que las redes han favorecido y ampliado el fenómeno de quedar para “ver jugar”, como pasa en los deportes como el fútbol o el tenis. Una manera de disfrutar en el “como si…”, porque los que miran viven la partida y se emocionan a la par que sus jugadores preferidos.

Relacionado con esto último, como vengo diciendo en mis algunos años ya en este blog, el juego (acción) es inherente a la actitud lúdica de la persona que juega, y esta actitud se caracteriza por una serie de comportamientos que, como sabes, he intentado agrupar en el Decálogo. Pero, en esta ocasión, me gustaría destacar el hecho de tratar los objetos y las ideas de manera no convencional y el vivir en el presente, porque esto ha llenado de videos lúdicos la red social TikTok. Decidimos agrupar algunos para la newsletter de Marinva del pasado mes de diciembre, y este fue el resultado.

(Sheila) Es divertidísimo ver la creatividad que pueden llegar a tener las personas con un teléfono en mano. Y esto también se ve en Instagram; y es que esta red social y sus diversas funcionalidades como los filtros de stories, las encuestas o las cajas para lanzar preguntas abren un mundo de posibilidades. En este escenario, me gustaría presentar el proyecto realizado en Marinva junto a la Universidad Ramon Llull de Barcelona @ElTeuFuturEnJoc (Tu futuro en juego). ¡Vamos allá!

Se acerca el final de curso. El alumnado necesita conocer la oferta formativa que tiene a su alcance para seguir con sus estudios el curso siguiente. Se han reducido los eventos de puertas abiertas y de orientación formativa debido a las restricciones sanitarias. ¿Qué hacemos? Acercarnos al público objetivo a través de los canales que utiliza. ¿Y qué mejor que hacerlo hablando su propio lenguaje? Así es como empezamos a imaginar un juego en Instagram, con una narrativa transgresora y con el objetivo de presentar la oferta formativa de la universidad a la vez que orientamos teniendo en cuenta la personalidad, gustos y necesidades de cada persona.

Haciendo clic aquí se puede escuchar la entrevista que le hicieron sobre la iniciativa a Josep Rom, Vicerrector de Investigación e Innovación de la URL, en el programa Lletra lligada (RTVE).

(Imma) ¡SOCORRO! ¡Yo no sé ni por dónde empezar a jugar! En Instagram se pueden colgar fotos y vídeos, pero… ¿Cómo le hago clic a la respuesta que quiero? ¿Y a qué pantalla voy? ¡Está claro que soy más de Twitter!

(Sheila) Hay que saber qué se puede hacer en Instagram, como por ejemplo ver más de una imagen en una sola publicación deslizando hacia los lados, ¡y jugar! En este caso, como el público objetivo del proyecto ya está muy familiarizado con la plataforma, adentrarse en el juego ha sido muy rápido.

Para nosotros, en Marinva, el reto ha sido analizar las lógicas, funcionalidades y dinámicas propias de la plataforma y pensar con creatividad de qué manera podemos utilizarlas para diseñar juegos u otras experiencias lúdicas. Y esto es aplicable a cualquier plataforma.

(Imma) La magia ha sido mostrar como jugando podemos conocernos más a nosotros mismos y hacernos preguntas valiosas que nos ayudan a crecer. Porque ese es el poder del juego si sabemos respetar sus lógicas.

Y, en este caso, rizamos doblemente el rizo, ya que jugamos a ser parte de un videojuego y descubrir en cuál de ellos sobreviviríamos mejor. Seguro, Sheila, que hemos despertado la curiosidad de más de una de nuestras (personas) lectoras. Si es así, ¡no lo dudéis! ¡Probadlo! Igual os sorprendéis.

(Sheila) ¡Exacto! En este caso, la narrativa también tenía que ser atractiva para nuestro público, porque, además de ser una de las mejores estrategias lúdicas para conectar con ellos, definirá la estética, la parte visual del proyecto. Y como Instagram va de imágenes, fue imprescindible cuidar hasta el último detalle.

(Imma) También podríamos hablar de las posibilidades que nos ofrecen YouTube con los vídeos interactivos, Twitter con los hilos (o árboles de decisiones), TikTok con los retos o el advergaming. Pero si os interesa ver más ejemplos, dejad un comentario, y os los mostraremos encantadas en otra “partida”…

(Visited 50 times, 5 visits today)

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.